Análisis del sector de las AA.EE. de CyL

  • artesa
  • 18th Abril 2015

El perfil actual de las compañías de artes escénicas de Castilla y León es el de pequeñas empresas con una media de 3 trabajadores fijos y 70 funciones al año.

Estos datos están extraídos sobre las 22 compañías que han accedido en las dos últimas convocatorias a las Ayudas a Estructura, Producción y Gira. No disponemos de los datos sobre trabajadores a tiempo parcial pero podemos establecer una media de 2 por cada trabajador fijo, lo que supondría 6 trabajadores eventuales por compañía. Tampoco disponemos de los datos sobre facturación pero si establecemos una media de 2.000€ por función los podemos estimar en 140.000€ al año.

Estas cifras ofrecen, sobre las 22 compañías señaladas, un número total anual y aproximado de 65 trabajadores fijos, 130 eventuales, unas 1.500 funciones y unos 3.000.000€ de facturación.

Estas 22 compañías han recibido desde la Junta de Castilla y León ayudas por un importe total de 220.000€ por año, lo que sobre la facturación total de 3 millones de euros representa un 7% de ayudas recibidas.

Estas 22 compañías han venido realizando una media aproximada de 8 funciones al año en Red y Circuitos de CyL. lo que supone un 11% del total de sus funciones y unos ingresos en torno a los 16.000€ por compañía, que multiplicado por las 22 compañías nos da 352.000€ , un 15% del total de su facturación.

Si sumamos al 7% de ayudas (220.000€) el 15% de Red y Circuitos (352.000€) nos da un total de 22% (572.000€) de recursos de la Junta obtenidos por las compañías sobre el total de su facturación. Para entendernos mejor, por cada euro recibido las compañías han generado 5,5€. de recursos económicos para nuestra comunidad, a lo que habría que añadir el servicio cultural prestado a los ciudadanos llenando de contenido los teatros públicos de la comunidad.

Pero que no nos confundan las cifras y los datos. El sector ha perdido capacidad de generar recursos. En el año 2009 por cada euro recibido el sector generaba 8€. Una empresa de tres trabajadores fijos y seis temporales con una facturación de 140.000€ solo se puede sostener con sueldos extremadamente precarios.

El sector tiene el potencial para ser un activo económico significativo. Existe talento creativo, capacidad de gestión, reconocimiento y proyección. Falta una apuesta más decidida por parte de quienes regulan los recursos públicos de la comunidad destinados a las AA.EE.

La consejería de cultura necesita recuperar los presupuestos que de manera drástica se vieron mermados por los recortes de los últimos años. Es justo reconocer la buena voluntad de la actual consejera de cultura, su decidido apoyo ha permitido salvar buena parte de los “muebles” en esta tormenta, y también hay que reconocer el acierto de la dirección de políticas culturales apostando por iniciativas novedosas de cara a la proyección del sector, pero es necesario reconstruir el edificio de los recursos si queremos que las AA.EE. de la comunidad salgan de la precariedad.

Una buena parte de los recursos públicos destinados a las AA.EE son gestionados por los ayuntamientos a través de La Red de Teatros y los Circuitos provinciales. Entre las prioridades de la Red de Teatros no se encuentran las propuestas artísticas de nuestra comunidad que, a pesar de su indiscutible calidad e interés, sufren la desconsideración continua de una buena parte de los responsables de programación que gestionan los recursos públicos de los castellano-leoneses. En los Circuitos provinciales estos recursos son consumidos cada vez en mayor medida por propuestas amateur que, con la complicidad de las instituciones públicas, favorecen la picaresca y debilitan al sector profesional.

Es preciso poner fin a estas prácticas que pueden terminar por hundir al sector profesional de la comunidad. O desde las instituciones públicas de Castilla y León se apuesta de manera decidida y valiente por el sostenimiento y la estabilidad de las compañías de AA.EE. de la comunidad o vayamos preparándonos para el último refugio que les queda a los desheredados: las trincheras o el exilio.

 

Carlos Tapia

Presidente de ARTESA

 

 

No Comments

Leave a Comment

*